Saltar al contenido principal

Cuando un paciente inicia su peregrinación por clínicas, hospitales y especialistas en búsqueda de una solución y explicación a sus síntomas dolorosos en articulaciones y músculos, se queda perplejo cuando le explicamos que “El Reuma” no existe, que no hay ningún compendio, capítulo de libro ni artículos científicos que hablen sobre una enfermedad llamada “Reuma”, no se estudia en las facultades de medicina ni se ha descrito nunca como una entidad patológica, pero la mayor duda les invade cuando le decimos que eso que sufrió su abuelo o su madre no fue “Reuma”.

"El Reuma” no existe. Pero si existen más de 200 enfermedades reumatológicas y el reumatólogo es el médico especialista en dichas patologías.

¿Qué es la reumatología?

La reumatología (del griego ῥεῦμα, rheûma, que significa “corriente fluida” o “lo que fluye”) es una rama de la medicina interna dedicada al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades reumáticas. Los médicos que han recibido una formación académica en reumatología se denominan reumatólogos. Los reumatólogos se ocupan principalmente de trastornos inmunomediados del sistema musculoesquelético, partes blandas, enfermedades autoinmunes, como el síndrome de Sjögren, vasculitis, lupus, artritis reumatoide y también trastornos hereditarios. Una gran proporción de estas enfermedades tienen en común los síntomas de dolor articular (artralgias) y muscular (mialgias).

Dr. Juan Ovalles

Ahora se sabe que muchas de estas enfermedades son trastornos del sistema inmunológico. La reumatología se considera el estudio y aplicación del conocimiento científico sobre la inmunología médica. A partir de la década del 2000, el desarrollo de medicamentos llamados biológicos (que incluyen inhibidores de interleucinas inflamatorias y de la vía de señalización JAK-STAT) cambió para siempre los estándares de tratamiento para nuestros pacientes, siendo probablemente el mayor avance de la reumatología moderna. (Ver referencia) *

Enfermedades Reumatológicas

Las enfermedades reumatológicas son muy variadas, la mayoría tienen un origen desconocido y unos mecanismos no definidos adecuadamente. Debido a esto, es muy difícil clasificarlas, pero con el avance del conocimiento médico reciente se pueden dividir de la siguiente manera:

  1. Artropatías degenerativas

    Generan daño articular y de partes blandas debido a un proceso degenerativo, desgaste, rasgado y pérdida de la arquitectura normal. También pueden tener un componente inflamatorio acompañante al proceso primordial degenerativo.

  2. Artropatías inflamatorias

    Estas generan daño a través de procesos inflamatorios coordinados por un sistema inmunológico desordenado que ataca las propias articulaciones, huesos y tendones. Son procesos llamados autoinmunes y autoinflamatorios.

  3. Enfermedades autoinmunes sistémicas

    Similares en naturaleza autoinmune y autoinflamatoria como las artropatías inflamatorias, pero con afectación de diversos órganos y sistemas más allá de las articulaciones.

  4. Trastornos de partes blandas:

    Se trata de enfermedades y lesiones focales sobre las articulaciones y estructuras alrededor de las articulaciones, incluidos tendones, cápsulas articulares, bursas, fracturas óseas por estrés, músculos y atrapamientos de nervios.

  5. Enfermedades metabólicas óseas:

    En las que de forma secundaria a una alteración del metabolismo normal del cuerpo se desarrollan enfermedades como la osteoporosis postmenopáusica que lleva a la aparición de fracturas óseas.

  6. Enfermedades congénitas

    Están presentes desde el nacimiento y provocan alteraciones musculoesqueléticas como el síndrome de hiperlaxitud articular benigno.

  7. Artropatías asociadas a agentes infecciosos

    Son patologías en donde el daño articular ocurre de forma directa por microrganismos o de forma reactiva a una infección.

  8. Enfermedades reumáticas secundarias al cáncer

    Son circunstancias donde aparece daño articular y musculoesquelético pocos años antes, durante y tras la aparición del cáncer. Puede tratarse de síndromes paraneoplásicos o de injuria directa del cáncer (metástasis)

  9. Enfermedades reumáticas neurovasculares

    Son condiciones en donde la alteración depende una disfunción vascular y/o neurológica como el fenómeno de Raynaud primario y síndrome de dolor regional complejo.

  10. Otras

    En esta categoría se incluyen muchas condiciones (como la fibromialgia) que generan dolor musculoesquelético u otras alteraciones, pero no cumplen las características para poder ser clasificadas dentro de las categorías anteriores, o simplemente se desconocen sus mecanismos.

Las enfermedades reumatológicas pueden afectar a niños desde edad muy temprana (como el lupus neonatal que se desarrolla desde los primeros días o semanas de vida), mujeres en edad fértil, hombres antes de los 45 años, otras muchas hacen su aparición después de los 50 años (como la polimialgia reumática) o incluso en pacientes mayores (como la granulomatosis con poliangeítis, conocida anteriormente como granulomatosis de Wegener).

¿Quieres saber más?

Los reumatólogos trabajan alrededor de todo el mundo para pelear en contra de las enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas. Este trabajo habitualmente se hace de forma coordinada desde las sociedades científicas reumatológicas. Algunas de las principales sociedades científicas son:

Por otro lado, esta lucha contra las enfermedades reumáticas no solamente la hacemos nosotros, también los pacientes hacen un gran trabajo desde las asociaciones de pacientes:

Calle de Fernández de la Hoz, 45, 28010, Madrid